La enfermedad de Parkinson

 

 

Muy buenas a todos los supergaláctic@s, hoy me concierne hablar sobre un tema de salud, que afecta a muchas personas y que va en aumento año tras año, estoy hablando nada más y nada menos que del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido como consecuencia de la destrucción de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Esta enfermedad representa el segundo trastorno neurodegenerativo por su frecuencia, sólo por detrás de la enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad fue descrita por el doctor James Parkinson en 1817, posteriormente, en 1960, fueron identificados los cambios bioquímicos que esta enfermedad producía.

En la década de los años 80 se descubrió la causa subyacente de la enfermedad de Parkinson: la pérdida de células dopaminérgicas, principalmente a nivel de la sustancia negra. El Parkinson por tanto es el ejemplo más común de una serie de trastornos neurodegenerativos caracterizados por la acumulación en las neuronas presinápticas de la proteína α-sinucleina.

El Parkinson suele afectar principalmente a personas mayores de 60 años de edad, aunque es cierto que en algunos casos el Parkinson puede darse antes incluso de los 40 años, aunque es muy poco frecuente. Es una enfermedad presente en todas las regiones del mundo y en todos los grupos étnicos, aunque su prevalencia en la raza caucásica es más importante que entre las personas de raza negra y en los orientales, donde parece ser que se registran muchos menos casos. A nivel mundial, se ha sugerido la existencia de un patrón de prevalencia que decrece de norte a sur.

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE LA ENFERMEDAD:

El diagnóstico puede realizarse en aquellos individuos que presenten al menos 2 de 4 signos cardinales:

– Temblor en reposo.

-Hipertonía muscular.

-Bradicinesia.

-Pérdida de los reflejos posturales.

El temblor en reposo se produce en el 85% de los casos de Parkinson. Consiste en una especie de agitación que aparece cuando el paciente está en reposo pero que disminuye cuando el paciente realiza alguna actividad o durante el sueño. La enfermedad puede aparecer con una ligera contracción en la cual el temblor suele afectar al brazo, la mano o los dedos conocido como «movimiento de hacer píldoras» o «movimiento de contar monedas» que se caracteriza por un movimiento de desplazamiento hacia adelante y atrás de los dedos pulgar e índice.

La pérdida del equilibrio y de los reflejos posturales puede hacer que el paciente se caiga y producirle lesiones. Este desequilibrio se ve aumentado sobre todo en los giros, al permanecer de pie o incluso durante la marcha, por eso, es conveniente que el paciente lleve un andador o como mínimo un bastón para no caerse.

La bradicinesia o lentitud de los movimientos hace que empeoren los movimientos de precisión provocando que el paciente tenga que esforzarse el doble en realizar las actividades cotidianas, tales como abrocharse los botones o escribir.

Al tratarse de un trastorno progresivo, los síntomas empeoran gradualmente con el tiempo y más si el paciente está estresado o si tiene ansiedad. Mejoran con el descanso, el sueño y con técnicas de relajación.

Aparte de los síntomas que he nombrado antes, el párkinson también puede provocar otros síntomas, tales como depresión, ansiedad, trastornos del sueño, anosmia (pérdida total o parcial del sentido del olfato), alteraciones cognitivas, etc.

ETIOLOGÍA:

Actualmente se desconoce la causa exacta de dicha enfermedad, aunque se piensa  que lo que lo provoca es un factor tóxico, y factores genéticos.

Independientemente de la causa, se conocen algunos procesos que está implicados en la producción del daño neuronal, entre ellos está la formación de radicales libres.  Los radicales libres son compuestos muy inestables debido a que les falta un electrón, como motivo de esto, reaccionan con otros compuestos como con el hierro produciendo su oxidación. La oxidación daña los tejidos, incluido las neuronas.

Generalmente, los antioxidantes suelen mantener a raya a los radicales libres, evitando que dañen los tejidos. Prueba fehaciente de que los radicales libres pueden contribuir a producir la enfermedad es que los pacientes con esta enfermedad tienen altos niveles de hierro en la materia gris, y niveles decrecientes de ferritina, que sirve como mecanismo protector rodeando el hierro y aislándolo.

Muchos investigadores dan como causa final del Parkinson a una combinación de varios mecanismos: daño oxidativo provocado por los radicales libres, toxinas ambientales que pueden producir una destrucción selectiva de las neuronas dopaminérgicas tal como la 1-metil-4-fenil-1,2,3,6, -tetrahidropiridina (MPTP) que induce síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson así como lesiones en las neuronas de la materia gris en los seres humanos y en animal, predisposición genética ( de un 15 a un 25 por ciento de los pacientes de Parkinson tienen un familiar cercano que ha experimentado síntomas de Parkinson) y envejecimiento acelerado de las neuronas productoras de dopamina.

TRATAMIENTO:

El tratamiento del Parkinson puede ser de tres tipos: farmacológico, quirúrgico y rehabilitador.

1) Tratamiento farmacológico:

El Parkinson es producido por una falta de dopamina en la materia gris del cerebro, pero no se puede reponer la dopamina perdida, ya que este neurotransmisor no puede atravesar la barrera hematoencefálica y llegar hasta el cerebro, por tanto se tienen que utilizar fármacos que lo que hagan es evitar la degradación de la dopamina como los IMAOS, que eviten su recaptación o bien que imiten su acción.

En la actualidad, los fármacos más usados son levodopa y varios agonistas de dopamina, aunque también tienen cierta relevancia otros como la selegilina (inhibidor de la MAO-B), la amantadina (liberador de dopamina) o la benzatropina (antagonista del receptor muscarínico de la acetilcolina).

La levodopa se introdujo en 1967 para tratar afecciones tales como la bradicinesia, la rigidez o los temblores, y se ha convertido en el fármaco por excelencia para el tratamiento del Parkinson. el 80% de los pacientes tratados con este fármaco suele presentar una mejoría tanto en la bradicinesia como en la rigidez. Se suele combinar con carbidopa o benseracida, lográndose así una reducción en las dosis necesarias.

La monoaminooxidasa B (MAO B) se suele encontrar en zonas del cerebro donde predomina la dopamina y actúa degradándola, con lo cual un buen inhibidor de esta enzima como la selegilina provocará una protección neuronal protegiendolas de la degradación.

La amantadina no se conoce con exactitud como funciona, aunque se han propuesto varios mecanismos tales como que incrementa la liberación de dopamina, inhibe la recaptación de aminas o ejerce una acción directa sobre los receptores de dopamina. Con todo ello, estudios recientes han sacado a la luz que inhibe la acción del glutamato, una sustancia química cerebral que provoca la generación de radicales libres.

2) Tratamiento quirúrgico:

La neurocirugía se puede utilizar para mejorar los temblores y la rigidez, pero sólo se realiza en pacientes que no responden al tratamiento farmacológico.

3) Tratamiento rehabilitador:

Importante que los pacientes realicen ejercicios de manos. Aunque el tratamiento farmacológico solucione los síntomas motores, no actúa sobre el equilibrio, el cual va empeorando con los años.

Uno de los aspectos más importantes del tratamiento de la enfermedad de Parkinson consiste en el mantenimiento del tono muscular y de las funciones motoras, por lo que es esencial la actividad física diaria. También hay ejercicios determinados que pueden ayudar a mantener la movilidad de los miembros y fortalecer los músculos que generalmente se ven más afectados.

  • Para hombros y brazos: Encoger los hombros hacia arriba y descansar. Mover los hombros dibujando un círculo hacia delante y hacia atrás. Colocar las manos en la nuca y llevar el codo hacia atrás y hacia delante. Intentar alcanzar la espalda con la mano. Elevar y bajar los brazos lo máximo posible. Tumbado, y con una barra entre las manos, llevar los brazos hacia atrás y hacia delante.
  • Para las manos: Mover las muñecas describiendo un círculo hacia un lado y hacia otro. Con los codos presionando el abdomen y las palmas de la mano hacia arriba, cerrar y abrir la mano.
  • Para el cuello: Sentado en una silla y con la espalda recta, mover la cabeza hacia adelante hasta tocar el pecho y hacia atrás. Girar la cabeza hacia la derecha y la izquierda.
  • Para las piernas : Sentado, levantar una pierna y colocar el tobillo sobre la rodilla de la pierna opuesta. En esta posición, empujar la pierna flexionada hacia abajo. Sentado en una silla, elevar y bajar las piernas imitando el movimiento que se realiza al caminar.
  • Para los pies: Apoyar la planta de los pies en el suelo y levantar y bajar las puntas con rapidez. Con las plantas de los pies apoyadas en el suelo, elevar los talones y bajarlos golpeando el suelo con fuerza.
  • Levantar y estirar la pierna y mover los pies describiendo un círculo hacia la derecha y hacia la izquierda. De pie, elevarse sobre la punta de los pies, apoyar los talones en el suelo y levantar las puntas de los pies. Para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Parkinson es necesario tener en cuenta algunas cuestiones básicas que pueden facilitar prácticas cotidianas como vestirse, comer o ir al baño.
  • Prevención de caídas: La falta de control muscular y la osteoporosis que afecta a los enfermos más ancianos pueden favorecer las caídas y la rotura de huesos. Para evitar accidentes es conviene eliminar todos los objetos con los que pueda tropezar el enfermo, incluyendo alfombras que forman arrugas o escalones que comunican habitaciones. También es aconsejable instalar manillas en las paredes cercanas a los pomos de las puertas. Esto ofrece seguridad al enfermo permitiéndole agarrarse a la manilla de la pared mientras abre la puerta. – Durante las comidas: Una acción tan cotidiana como la de comer puede convertirse en un infierno para un enfermo de Parkinson, ya que llevarse la comida a la boca y deglutirla puede suponer mucho más tiempo que el habitual. A esto se suma el manejo de los cubiertos y las dificultades para masticar ciertos alimentos como la carne o algunas verduras. Para facilitar la tarea se puede cortar la comida del paciente, cocerla, hacer purés y facilitarle cubiertos o instrumentos que, aunque poco convencionales, le permitan manejar con más seguridad los alimentos.
  • La ropa: Los botones son un gran obstáculo a la hora de vestirse por lo que es recomendable cambiarlos por cremalleras. Para evitar los problemas que presentan los cordones de los zapatos, se puede utilizar calzado con gomas elásticas que se sujetan bien al pie y son fáciles de sacar.
  • En el baño: Se pueden instalar asientos elevados frente a la taza del baño y el lavabo, así como manillas en las paredes. También es recomendable elevar el mobiliario del baño de manera que el enfermo pueda acceder a él y mantener el equilibrio sin tener que hacer grandes esfuerzos musculares.

PREVENCIÓN:

Se han realizado diversos estudios con el fin de determinar factores exógenos que influyan en la aparición de esta enfermedad, tales como si el  consumo regular de AINES y de ciertas vitaminas producen un menor riesgo de contraer Parkinson pero los resultados de estos estudios son poco esclarecedores y contradictorios. Pero la teoría mas firme ahora mismo es que el Parkinson se produce con más incidencia en personas no fumadoras que fumadoras, existe una relación en la alteración en los niveles de dopamina producidas por el tabaco y un decremento del riesgo de contraer Parkinson, pero los mecanismos de tal relación aún no se encuentran determinados.

Para terminar este artículo, os voy a dejar un vídeo explicativo sobre el Párkinson, espero que os guste, es muy ilustrativo, dura aproximadamente 1 hora y en el os explicarán todo lo necesario para que entendais mejor como se produce esta enfermedad. Un saludo y hasta la próxima supergaláctic@s:

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: